ES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si sigue navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Saber más

La Floresta Sur

Este proyecto nos llevó hasta un enclave privilegiado en Marbella, en el residencial Floresta Sur. Es allí donde existe una elevación del terreno y por ello los tejados casi rozan las nubes y el color azul es más intenso por su cercanía.

Los propietarios nos manifestaron que su nuevo apartamento vacacional debía estar decorado haciendo uso de tres colores protagonistas como son el blanco, el gris y el topo. Querían además que la luz bañara todas las dependencias lo máximo posible y que hubiera un claro aprovechamiento del espacio.

Con sus demandas bajo el brazo nos pusimos manos a la obra. En estas imágenes hemos dejado constancia de la pasión que ponemos en cada detalle y en cada decisión tomada.

El salón comparte espacio directamente con el comedor y la cocina. Los colores que usamos aquí eran simples al mismo tiempo que elegantes: lacas blancas con pequeños toques de espejo y color plata. Tan sólo reservamos algo de azul para los cuadros y cojines.

En cuanto a los tejidos nos decidimos por los tonos grises, casi transparentes, para que nuestros clientes no perdieran las increíbles vistas que posee esta vivienda.

La terraza era, sin duda, el espacio más importante. Con un gran ventanal dispuesto hacia la costa malagueña, usamos cortinas de cristal para que protegieran todo el mobiliario de los fuertes rayos del sol, el viento y la lluvia. Los colores que elegimos aquí fueron el blanco para ornamentar la estructura y el topo para los tejidos.

Pueden verse también pequeños detalles que recuerdan a un ambiente de naturaleza como el jardín vertical, algunas palmeritas en el suelo y altos jarrones blancos con aloe vera.

En los dormitorios, lugar de los sueños, usamos también la laca blanca y el espejo. Además, nuestro Departamento de Obras construyó un foso en la pared donde descansaría la cama y en el que se instaló una fina línea de luz cálida LED. También, cubrimos la pared con papel decorativo de la firma Osborne and Little y colocamos dos lámparas ovales colgando de los techos.

Para acentuar más la sensación de descanso, por último, usamos suaves alfombras de pelo largo para los suelos. Así andar descalzo sería todo un gusto.

Nuestros clientes mostraron su satisfacción al ver que tenían todo dispuesto para el confort y el relax y pasar un verano de ensueño con vistas a la Costa del Sol.