La iluminación interior es un aspecto muy importante para transformar cada uno de los espacios interiores y potenciar su expresividad. Por este motivo queremos detallar los diferentes tipos de iluminación:

a. Iluminación General: Iluminación meramente funcional, que ilumina todo el espacio. Recomendamos utilizar varias fuentes de luz para mejorar el efecto conseguido.

b.  Iluminación Puntual: Es complementaria a la anterior y va dirigida a un punto concreto del espacio, destacando algún elemento del mismo, teniendo como objetivo principal aumentar la funcionalidad del espacio.

c. Iluminación Decorativa: Se emplea para destacar un objeto y convertirlo en el protagonista de la estancia. Se utiliza sobre todo para destacar elementos valiosos u originales de la estancia, así como para resaltar efectos arquitectónicos.

d. Iluminación de Exposición: Este es un tipo de iluminación muy creativa que busca generar un efecto teatral a través de la implementación de colores, formas y espacios, consiguiendo que esta iluminación sea el centro de nuestra atención.

Conociendo ya los diferentes tipos de iluminación interior, ¿puede usted reconocer cuáles se han aplicado en este espacio?