EL DORMITORIO ES EL ESPACIO MÁS ESPECIAL DE NUESTRO HOGAR. ES LA ESTANCIA MÁS PERSONAL Y PRIVADA Y POR LO TANTO, DEBEMOS PONER UN ESPECIAL HINCAPIÉ EN CONSEGUIR QUE SU DECORACIÓN TRANSMITA NUESTRA PERSONALIDAD Y SE ADECÚE A NUESTROS GUSTOS.

La decoración de nuestro dormitorio, al igual que el de cualquier espacio, dependerá del tamaño del mismo, decidiendo cuántos elementos se pueden colocar. Pero hay que tener en cuenta que un dormitorio debe transmitir tranquilidad, invitarnos al descanso, por lo que la decoración no debe ser excesiva teniendo que escoger con cuidado cuántos y qué elementos colocar.

Si el dormitorio es pequeño más que nunca hay que reducir los elementos decorativos y de mobiliario al mínimo: la cama y el armario no pueden faltar siendo importante que decoren por sí mismos. Además es recomendable incorporar en la decoración espejos y ventanas grandes que harán aumentar la amplitud del espacio. Pintar de colores claros la estancia conseguirá un desahogo visual capaz de crear la calma y relax que nuestro dormitorio necesita.

Pero en cambio, si el dormitorio es grande es recomendable pintar de colores vivos la habitación ya que el espacio parecerá más cercano y transmitirá sensación de recogimiento.

Se pueden incorporar más elementos decorativos pero siempre teniendo en cuenta que el objetivo principal es crear un espacio armonioso que transmita calma. En este caso, jugando con varios colores en la decoración se crearán contrastes originales y llamativos, capaces de dividir el espacio y diferenciando ambientes en el dormitorio. Por ejemplo se puede crear un cómodo recibidor con sofá y mesa de centro para leer o trabajar cómodamente en la habitación, y el espacio de descanso por otro, con la cama, armario y mesillas de noche.

SI QUIERE RENOVAR LA DECORACIÓN DE SU DORMITORIO Y NECESITA CONSEJOS PARA CONSEGUIR LOS MEJORES RESULTADOS,CONSÚLTENOS.